PIDEN INTENSIFICAR ACCIONES Y PROGRAMAS CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO

Congreso de Coahuila 13 de octubre de 2021 Por G MAS
Dip. Lizbeth Ogazón Nava

Con el propósito de que intensifiquen sus acciones y programas en contra de la violencia de género, y a su vez, se refuerce el trabajo de educación con perspectiva de género en las instituciones educativas del estado, a través de programas donde participen las niñas, los niños, las familias y la sociedad en general, el Pleno del Congreso del Estado aprobó hoy por unanimidad, un punto de acuerdo para exhortar a los tres niveles de gobierno en ese sentido, ante el aumento de casos de violencia en contra de las mujeres.

La propuesta  con Punto de Acuerdo, fue hecha y aprobada por la totalidad de Diputadas y Diputados de la LXII Legislatura del Congreso del Estado, misma que inicialmente fue presentada por la Diputada Lizbeth Ogazón Nava.

“El tema de violencia contra las mujeres es de gran importancia para el Gobierno Federal, tanto que, en el tercer informe de gobierno, el presidente reconoció el aumento en el delito de feminicidio en un 13%, visibilizando así que la violencia de género es un lastre de muchas administraciones pasadas, pues desde que existen cifras, en 1990, los datos de homicidios contra ellas no han dejado de crecer: de 1.519 en ese año, a casi 4.000 del año 2020, el último con datos disponibles del INEGI”.

Subrayaron, que si bien Coahuila es un estado seguro  con un ambiente de paz, pues registra bajos índices de homicidios, así como en el delito de robo a negocios, casas-habitación o vehículos automotores, en lo referente a violencia contra las mujeres hay mucho trabajo por hacer.

Recalcaron que la peor violencia contra las mujeres, es la que se registra al interior de los hogares, a puerta cerrada. Es  psicológica, emocional, al negarles sus derechos y menoscabar su dignidad con insultos, menosprecio, intimidación, con la imposición de tareas serviles, limitaciones para comunicarse con amigos, conocidos y familiares, y con el tiempo todo lo anterior, desemboca en violencia económica, física y sexual.

En Saltillo se atienden en promedio de 10 a 15 mil reportes de violencia familiar que involucran, en su mayoría a mujeres, niñas, niños y adolescentes, como víctimas.

“La situación de violencia contra las mujeres en Coahuila es tan grave que el pasado mes de agosto en un solo fin de semana, en la ciudad de Torreón ocurrieron dos feminicidios. En Piedras Negras un padrastro pedófilo abusaba de dos menores, y en Saltillo un agente agredió sexualmente a una mujer”, mencionó la Diputada Ogazón Nava en la lectura del punto de acuerdo.

También, refieren que el  Presidente del Tribunal de Justicia del Estado,  señala que la mayor incidencia de violencia se  registra en Torreón, y en Saltillo en una sola colonia: Mirasierra.

  Ante este gran problema, hay organismos, como el Agrupamiento Violeta en Saltillo,  que se encarga de dar seguimiento a las medidas de protección de alto riesgo, coadyuva con la Fiscalía General del Estado en los delitos sexuales como primer respondiente, realiza acompañamiento en casos de violencia familiar, y acciones de prevención y proximidad en los centros comunitarios y educativos.

Los legisladores consideran que debe continuar en Coahuila la atención del problema de violencia contra la mujer, ya que  en agosto pasado se registró el mayor número de investigaciones por feminicidio, de acuerdo a reciente informe del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

  También exhortarán a  las Instituciones Educativas,  pues consideran que deben de contribuir a la resolución de los problemas de violencia, desde la enseñanza de una cultura de paz y equidad, para lograr un cambio sobre estructuras, tanto sociales como conductuales.

Resulta necesario hacer hincapié en asegurar a las mujeres el derecho a la educación igualitaria en todos los aspectos, pues asumen que será la mejor acción a largo plazo, ya que, si la igualdad al acceso educativo no existe, será imposible construir políticas que generen cambios positivos en el futuro.  

Al fortalecer los programas educativos se pretende: generar la participación de niñas y niños en las familias y las comunidades para integrarlos en la resolución de problemas sin violencia.

Reiteraron que es necesario fortalecer programas educativos, especialmente para atender a la población infantil, con el objetivo de que niñas, niños y adolescentes sean sujetos activos capaces de contribuir a la construcción de una cultura de paz y libre de violencia de género en el Estado.

Boletín de noticias